Economía Geográfica

miércoles, abril 05, 2006

Las fases del aprendizaje.

Primera Fase.
Diagnósyico y nivelación:
Consiste en un diagnóstico planteado en dos direcciones : Diagnóstico (hacia atrás) de los conocimientos correspondientes al programa del quimestre o año lectivo anterior:Diagnóstico (hacia adelante) de los conocimientos previos acerca del tema que va a tratar la unidad. Existen siempre preconcepciones respecto a los contenidos nuevos o, en su defecto, el individuo desarrolla formas de adaptar esos contenidos a los preconceptos. Estas preconcepciones son generalmente conocimientos empíricos, poco precisos, que deben ser cuestionados de entrada para facilitar la asimilación adecuada de los nuevos conocimientos y la formación de nuevos significados. No hay que olvidar que la interacción alumnos-alumnos y alumnos-maestro constituye una situación ideal de aprendizaje en tanto suscita dinámicas participativas. EL APRENDIZAJE ES COLECTIVO, por eso tiene sentido el aula; en cambio, LA PRODUCCION ES INDIVIDUAL, esta fase es objeto de una evaluación meramente diagnóstica, que le sirve al maestro de punto de partida para planificar lo que vendrá a continuación o, para propósitos de nivelación-homogenización de conocimientos, si eventualmente se considera esto necesario.
Segunda Fase:
Aproximación.- Esta fase debe permitir que el alumno adquiera una visión muy general, introductoria y articulada de la unidad, con el fin de que conozca previamente el camino que va a recorrer, suprimiendo así el factor sorpresa y la dispersión del conocimiento. Por otra poarte conviene aprovechar para este propósito tanto la introducción temática a la unidad como las proposiciones que forman parte del programa y que están relacionadas con los conceptos básicos. Lecturas motivadoras o de introducción son un buen recurso para esta fase. Así mismo es conveniente algún tipo de consulta dirigida. No hay que olvidar que las preguntas, discusiones, dudas, incertidumbres, pueden resultar altamente estimulantes. Es importante que el alumno, desde el inicio, pueda advertir la relación que el tema tiene con sus intereses o con sus expectativas futuras. El propósito de esta fase es familiarizar al alumno con los rasgos generales del tema de la unidad.
Tercera Fase:
Conceptualización.-La fase de la conceptualización permite que el estudiante asimile conceptos propios de la asignatura u otras ciencias.
En realidad lo que se enseña no es información, sino herramientas del conocimiento, como principios, conceptos, explicaciones, que le permitan al estudiante aprender a aprender, y que tenga un largo alcance en el futuro. Conceptualizar no es lo mismo que definir. Para definiciones recurrimos al diccionario y en él encontramos un listado de términos, con sus respectivas descripciones. Pero los términos no equivalen a los conceptos. Un concepto se traduce en varias proposiciones que expresan la relación que ese concepto mantiene con otros: inclusores, subordinados, próximos u opuestos. Sin comprender esa relación es difícil descubrir su significado, puesto que éste tiene que ver con una estructura conceptual más amplia. En definitiva, un concepto es más que un término y, de hecho, expresa conjuntos y relaciones de ideas.No hay que confundir el concepto en sí mismo con la aplicación del concepto.
Cuarta Fase:
Desarrollo de habilidades.-Se refiere a los contenidos procedimientales,como:
a. Habilidades de pensamiento que favorezcan cadenas de razonamiento basadas en el pensamiento formal hipotético-deductivo.b. Habilidades de carácter psicomotriz específicas de cada campo formativo.
Quinta Fase:
Argumentación.-Favorece al estudiante el desarrollo de capacidades de argumentación, mediante el manejo, ya no de conceptos aislados, sino de sistemas conceptuales.
Sexta Fase:
Desarrollo actitudinal.-Favorece en el estudiante el desarrollo de actitudes y hábitos sustentados en valores propios de cada campo de las ciencias, y que al mismo tiempo permitan la formación de una escala propia de valores.
.La evaluación de esta fase toma en cuenta esta particularidad. Los instrumentos no pueden ser sino de seguimiento y de tipo cualitativo. Una escala numérica para las variables cualitativas facilitará la evaluación sumativa.